Mediación
lunes, 14 de mayo de 2018

Mediación Comunitaria, en la nueva ley provicial

Mediación | Es una de las principales actividades que desarrolla el Defensor del Pueblo. El año pasado se mediaron 370 casos con tasas de resolución superiores al 70 por ciento.

La Mediación Vecinal o Comunitaria adquiere una nueva dimensión: fue reconocida por la nueva ley de Mediación provincial como una actividad fundamental que deben llevar adelante los Centro Públicos de Mediación.

Por sugerencia de los profesionales que dirigen el Centro de Mediación Comunitaria del Defensor del Pueblo, se incorporó y tomó fuerza de ley la figura de la Mediación Comunitaria: uno de los principales servicios a la ciudadanía que el Defensor del Pueblo, Mario Decara, acerca a los cordobeses en su labor cotidiana.

La Mediación Comunitaria es aquella que se da entre vecinos o integrantes de una misma comunidad y permite resolver conflictos que alteran su armónica convivencia diaria y restaurar la paz social en el espacio que comparten y construyen juntos. Por ejemplo: ruidos molestos, problemas de medianeras o con residuos, entre otros.

Muchas veces estos conflictos escalan, pudiendo aparecer actitudes violentas, con consecuencias gravosas para las personas o sus bienes. Por ello, es importante que se los aborde a tiempo y con herramientas que busquen restaurar las relaciones y reparar los daños y no únicamente castigar a quienes se identifica como "ofensores".


Un camino efectivo y gratuito

En una sesión celebrada el pasado miércoles, la Legislatura Provincial  aprobó con amplio consenso las modificaciones a la ley 8.858, que fuera sancionada en el año 2000. Estas modificaciones declaran de interés público provincial la utilización, promoción, difusión y desarrollo de la Mediación para la resolución de conflictos.

En su artículo 55, la nueva ley instala la figura de la Mediación Comunitaria o Vecinal como una responsabilidad de los Centro Públicos en su tarea profesional. Lo cual representa un importante reconocimiento a esta actividad que cada vez adquiere mayor relevancia como un camino rápido, ágil, gratuito y confidencial de resolución de conflictos.

La Defensoría del Pueblo medió en el transcurso del año pasado 370 casos, principalmente en su sede en Capital y en sus delegaciones ubicadas en diferentes puntos de la geografía provincial.

De los 370 casos  mediados, se arribó a un acuerdo satisfactorio para todas las partes involucradas en un porcentaje superior al 70 por ciento.

Además, la nueva ley también ubica al centro de la Defensoría del Pueblo en otra categoría: la de Centro de Mediación Público, que le permite otra dimensión de trabajo y le otorga autonomía ya que se determina que se regirá por su propio reglamento interno.