martes, 21 de agosto de 2018

Más personas en situación de calle

Comunidad | En un año se incrementó en 28% el número de personas que releva la Defensoría del Pueblo

Entre otros datos alarmantes del informe del Defensor del Pueblo de la Provincia se destacan que cada vez son más las personas que duermen en la vía pública de las que duermen en albergues y refugios y que va en aumento el número de niños en esta condición.

Este año en total se relevaron 426 personas en situación de calle, de las cuales 214 (50,3%) pernoctan en la vía pública y 212 (49,7%) lo hacen en hogares y albergues del Estado y de la sociedad civil

Al comparar con los datos relevados en el año 2017 (333 personas en total) se observa en el 2018 un incremento de 93 personas en situación de calle (28%), tanto de los que duermen en la vía pública como de los que residen en hogares y albergues

Son más los que duermen en la calle

Aquellos que viven y duermen literalmente en la vía pública atraviesan las condiciones más adversas. Los datos permiten observar en el presente año un incremento significativo de esta población. En comparación con los datos del relevamiento del año pasado, se registraron 55 personas más durmiendo en la calle, lo que representan un incremento anual del 34,5%. (159 personas en 2017 y 214 en 2018).

Además, por primera vez en todos los relevamientos realizados por el Defensor del Pueblo desde el año 2009, el número de personas que duermen en la vía pública supera al de los que duermen en hogares y albergues. Este hecho pone de relieve que la capacidad de brindar alojamiento temporal que ofrecen las instituciones es cada vez menor en relación a la cantidad de personas que actualmente están en situación de calle. De acuerdo alos datos, esta situación no se corresponde a una disminución de plazas que disponen los 10 hogares/albergues que existen hoy en la ciudad, sino a un aumento de la demanda.

Cada vez más familias y niños

Otro dato significativo es el incremento de grupos familiares y niños/as que duermen en la vía pública. Se identificaron 6 grupos de familias con un total de 11 niños/as que pernoctan en diferentes espacios de la calle.

Si se tienen en cuenta los datos del relevamiento 2017, donde se relevaron 2 familias con un total de 3 niños/as, en el 2018, la presencia de niños durmiendo en la calle aumentó casi el triple que el año anterior (8 niños/as más).

Al mirar estos datos en retrospectiva, desde el año 2010 al 2015, los relevamientos del Defensor del Pueblo no habían detectado niños/as en situación de calle durmiendo en la vía pública. Los únicos que se habían identificado, estaban alojados en albergues de la sociedad civil junto a sus madres. De modo contrario, en los últimos 3 años la situación de niños/as durmiendo en la vía pública se ha incrementado.

Dormir en la Terminal

Dentro de las 214 personas que se registraron durmiendo en la vía pública, 93 fueron identificadas en la Terminal de Ómnibus, constituyéndose como el espacio físico donde se concentra el 44% del total de las personas que duermen en la vía pública.

Este año se relevaron 42 personas más que en el 2017, representando un incremento anual del 82,3%. Y se debe a dos razones principales: protegerse del frío y la seguridad. La terminal de ómnibus, al ser un espacio público cerrado, ofrece mejores condiciones que la calle frente a las inclemencias climáticas del frío. Y, a su vez, se vuelve un espacio más seguro, por la circulación de gente y la presencia de guardias de seguridad.

La Terminal de Ómnibus de Córdoba, ante el incremento de las personas que duermen en sus instalaciones, ha tomado ciertas medidas que contribuyen a que las personas puedan permanecer en el espacio. Una de ellas es la flexibilización de ciertos requisitos. Años anteriores, solo se les permitía pernoctar sentados, sin poder estar de manera horizontal en los asientos. Sin embargo, se mantienen ciertas reglas colectivas, como el ser despertados por los guardias de seguridad a las 5 de la madrugada para dejar la posición horizontal en la que duermen, mantener el espacio limpio y en orden y el buen comportamiento.

Según los datos recogidos, la mayoría la usa solo para pasar la noche. Esto lo confirma el hecho de que el horario promedio en que las personas ingresan a la terminal de ómnibus es a las 20.30 hs., durmiéndose aproximadamente a las 23.00 hs. Esta dinámica se puede explicar porque entre estos horarios varias organizaciones dela sociedad civil visitan la terminal para entregar viandas de comida. A su vez, la gran mayoría se levanta a las 5.00hs y generalmente permanecen en la terminal  hasta las 7.30hs, horario a partir del cual se dirigen a desayunadores cercanos para realizar su primera comida.

Ver Informe Personas en Situación de Calle 2018

*Foto portada: Diego Eusebi