Mediación
viernes, 24 de agosto de 2018

"El Defensor tiene clara la política en Mediación"

Mediación | Lo resaltó Javier Wilhelm, especialista en Mediación, quien estuvo como disertante en las jornadas organizadas por la Defensoría. Participaron más de 150 mediadores.

El Centro de Mediación Comunitaria del Defensor del Pueblo de Córdoba organizó un taller de capacitación continua para mediadores sobre la "Experiencia de la Mediación Comunitaria en Barcelona".

El disertante fue Javier Wilhelm, psicólogo nacido en Argentina, pero radicado hace casi 20 años en Barcelona, España. Wilhelm es el codirector del Instituto de Procesos Transformativos de Barcelona. Además es el director del Máster en Mediación Profesional de la UPF Barcelona School of Management, entre otras funciones dentro del ámbito privado y público español.

"La Mediación promueve que nos llevemos mejor. El lema de la Defensoría es justamente eso: que no hace falta que seamos amigos para que nos llevemos bien. Y llevarnos bien quiere decir poder vivir en la diferencia. Aceptando y respetando cómo piensa, vive y siente cada uno", explicó. 

Acerca del funcionamiento del Centro de Mediación del Defensor del Pueblo, Wilhelm dijo: "Tiene un centro muy potente. Con ideas y técnicas muy buenas. Y un megaequipo de colaboradores. Quiero resaltar la figura del Defensor porque tiene clarísimo lo que es una política pública de convivencia ciudadana".


El modelo cordobés

"En Argentina hay una historia y un presente para con la Mediación. Es un faro de luz para los que vivimos en Europa. Argentina es referente mundial en materia de Mediación", manifestó.

"Pero Córdoba especialmente tiene una legislación modelo. Que permite que cualquier profesional pueda ser mediador. Adopta el modelo europeo. Eso es para ponerlo en valor. Porque la riqueza de cada profesional, sea del área que sea, permite pensar cosas diferentes y aplicarlas de manera mucho más creativa a la Mediación", cerró.

El taller consistió de dos jornadas de cuatro horas. Participaron más de 150 mediadores, no solo de Córdoba y Argentina sino también de otros países del continente.

50 lo hicieron de manera presencial en la sede de la Defensoría y más de 100 a través del aula virtual, incluyendo participantes de países como Méjico o Ecuador.